miércoles, 10 de diciembre de 2008

CAMBIO DE PLANES...

De repente sin querer escuchas aquella canción que un día, muy lejano ya, una amiga te escribió en un papel, cuando apenas erais unas niñas, unas mocosas que soñaban con príncipes azules…

Cuando los recreos se pasaban entre bocatas de tortilla, planes para cambiar el mundo y la voz de él gritando tu nombre a lo lejos, porque siempre encontraba un hueco para escapar de su recreo al tuyo, para mirarte, hacerte reír hasta dolerte la cara y marcharse dejándote la certeza de que jamás habría mejor momento que ese… porque el mundo dejaba de importar y ambos os preguntabais, “que haremos si hay cambio de planes??”...

Nunca fuimos conscientes de que los planes podían cambiar tanto…

Suena la música… escucho la letra de nuevo después de casi 10 años, cierro los ojos y te veo… y las lágrimas caen… como te echo de menos, no se si hubieras podido imaginar jamás que te echaría tantísimo de menos… Pero hubo cambio de planes, el destino nos cambio los planes, y se que la excusa más cobarde es culpar al destino, pero en este caso fue el quien me arrebató tu risa, ni siquiera me dejó opción de lucharte, fue el quien se quedo contigo…

Aún puedo recordar la tarde en la que aquella amiga me regaló la hoja que llevaba escrita esta canción y me decía… siempre te recordará a él, pasarán los años y cuando la escuches le recordarás… No creo que en aquel momento fuera consciente del regalo que me hacía, ni de la razón que tenía… Por entonces ninguno imaginábamos que todo terminaría de aquella manera…

Terminar… Termina una historia cuando el amor es lo único que no ha muerto?? En días como este me niego a pensar que terminó, prefiero pensar que hubo cambio de planes…

Te quiero M… estés donde estés sé que siempre lo has sabido…

PILU… PILUCHI…





Hoy empecé a andar y sin fijarme
no sé cómo llegué frente a su calle,
pero al notar mi error, al girarme,
miré hacia atrás, sin querer, y ví su imagen.
Y recordé su voz bromeando en las tardes
diciéndome que harás si hay cambio de planes.
Hoy empecé a guardar todas sus cartas,
las fotos que encontré y algunas lágrimas,
pero al tratar de juntar en una caja
todo lo que me dejó olvidé cerrarla.
Y a veces sin querer, cuando todo está en calma
la sombra del dolor asoma su cara.
Y volveré a sentir la oscuridad, a beber la soledad.
Hoy tengo que dejar su castillo en el aire,
pisar el suelo, aceptar un cambio de planes.

15 comentarios:

ROP dijo...

Increíbles momentos ésos en que el mundo deja de importar...

Quédate con los recuerdos bonitos que tienes... y con el "me niego a pensar que terminó". Hay historias que nunca acaban.

Cómo te va todo??

Un abrazo amiga ;)

My dijo...

ains.. vuelves asi.. tan convencida de que el amor es eterno, de que lo imposible es inolvidable.. de que cambiaron los planes.. pero el tiempo.. no supo cambiarte a ti asi.

vuelves y me pones la piel de gallina, me dejas los escalofrios arañando mi cuerpo.. me dejas llena de los gritos de un recreo, de las risas en el cole, de un vacío terrificante de absurdo al sentirme yo también la protagonista de esos versos.

pero sabes.. vuelves y te siento con fuerza, y me digo.. jo.. cómo me gustaría conocerla.. y pienso.. anda.. que poco queda.. que poquito queda para estar cerca de ti!


=) un abrazo pequeña soñadora.

lunazul dijo...

Hay canciones que, aun sin saberlo la primera vez que las escuchas, se vuelven una puerta a otro tiempo. Yo también tengo esa canción marcada, demasiado marcada. Y no, en mi caso ese amor no fue eterno, pero los recuerdos sí lo son. Y esa puerta se abre con los primeros acordes, y también alguna lágrima se escapa.

Sé que siempre le querrás, como sé que él siempre estará ahí, cuidándote. El destino no puede arrebatarte lo intangible: ese amor eterno e inmortal.

Un abrazo muy, muy fuerte, preciosa; y aunque sea una frase hecha: no llores porque acabó, sonríe porque sucedió :)

Te quiero, nena*

CARMEN dijo...

Quedate siempre con lo bueno que hubo, con los buenos recuerdos,y sonrie a la vida, seguro te depara cosas mejores.
Me alegra tu vuelta y nos vemos el Sábado.
Un besote fuerte.

Alatriste dijo...

Una canción referencia para mí, que también encierra un gran significado en mi historia.
Me sentí muy identificado, amiga y sólo puedo mandarte ánimos y mis mejores deseos.
A ti ya tenía la inmensa suerte de conocerte, pero el volver a verte, hizo la velada del sábado mucho más especial.
Te vi bien, contenta, con un brillo especial en los ojos y eso me alegró mucho.
Así que sigue así, sean los planes los que sean y como bien sabes, estoy de tu lado de forma incondicional, pase lo que pase, estés o no.
Eres alguien muy especial y siento mucha envidia de los catalanes, que son los que tienen la suerte de estar contigo ahora.
Un beso enorme y hasta pronto. Gracias por tu sonrisa en la noche del sábado. Me iluminó por dentro.
Cuídate.
El concierto genial por cierto. Je, je, je.

My dijo...

hola pequeñica..
pasaba para decirte.. solamente..
qué bonito que fue conocerte..

eres más bonica..

te abrazo..
mua

ROP dijo...

Me alegro muchísimo de que te guste lo que escribo.

Quizá pueda ser una tontería, pero lo cierto es que eso fue precisamente lo que me enganchó a tu rincón, y lo que más tarde me ha enganchado a otros, esa idea de "sentirse identificado" que he encontrado en tus textos (y en tus palabras) desde el primer momento.

No sólo siento tus palabras como mías, sino que, como recordarás, a veces me han ayudado a dar pequeños pasos que han tenido (y que aún tienen) bonitas consecuencias...

Espero que todo te vaya bien. Y que Melchor sea generoso esta noche de Reyes jeje.

Gracias amiga ;)

Un abrazo y hasta pronto.

Alatriste dijo...

¡Hola amiga!, vine a dejarte mis mejores deseos para el nuevo año. Espero que hayas pasado unas fiestas estupendas y que ahora los Reyes se porten muy bien contigo. Como has sido buena, seguro que te traen muchos regalitos. Je, je, je.
Decirte también que fue una suerte para mí encontrar tus palabras en el 2.008 y que es un placer leerte. Así que no te vas a librar de mí en el futuro. Je, je, je.
Un beso muy fuerte, cuídate mucho y que te vaya bonito. Hasta pronto.

Alatriste dijo...

Jo, olvidaste el camino de regreso a Nunca Jamás. No puede ser, amiga. Vuelve. Se te echa mucho de menos. Creo que me van a caer muy mal los catalanes como te sigan reteniendo. Je, je, je. Un beso enorme y espero que estés bien. Cuídate.

My dijo...

mua

Natalie dijo...

Buenos días!!
Pasaba por aquí... hace poco que me hice un blog, aunque siempre he leído a Rodolfo Serrano (ya que me encantaba). Sólo quería decirte que te he agregado a mis blogs preferidos, porque me gusta mucho cómo escribes.
Un saludo
Natalia

Alatriste dijo...

Lo que va haciendo falta es un cambio de entrada y sobre todo, que vuelvas. Niña, se te echa mucho de menos. Jo. Ya no escribes ni en uno ni en otro lado de la pantalla. Vuelveeeeeeeeeeeeeeeeee.
Je, je, je. Fuera bromas. Espero que estés bien y que vaya todo genial. A ver si bajas o me invitas a que vaya para allá. Me apetece hablar contigo y contarnos. Un beso muy grande. Cuídate.

Paseando por tu nube dijo...

Te entiendo, te siento, te comprendo, tambien he colgado en algún momento un post muy parecido.
Pero el tiempo luego nos va recolocando.
Un beso wapa

el_kin dijo...

Ya lo dijo Ismael: Dedicado para quienes creen que su patria es su infancia :)

Ángeles dijo...

Preciosas palabras.

Qué bien se estaba cuando en compañía de esas amigas únicas nos reíamos de todo y nada tenía verdadera importancia, ay.... donde estará la esencia de esa felicidad....

Me ha gustado mucho tu blog. Sigue siempre escribiendo así de bien.

Un fuerte abrazo,
Ángeles